¿Quema más calorías correr o caminar?

¿Quema más calorías correr o caminar?

Durante muchos años nos han dicho que corriendo y caminando se quemaban exactamente las mismas calorías por kilómetro recorrido. Esta vieja escuela argumenta que da igual si corres o andas que estarás quemando aproximadamente unas 100 calorías por milla (1.6kms). Como durante mucho tiempo hemos estado escuchando esta teoría supongo que estará en lo cierto, ¿no? No necesariamente.

Échale la culpa a Sir Isac Newton

El estudio del movimiento humano es exactamente igual que el de cualquier otra especialidad. Siempre está en progreso y cambia con el tiempo. No olvidemos que antes pensábamos que la tierra era plana. Pues bien, según la teoría de Newton, es necesaria una cantidad de energía concreta para poder mover una masa cierta distancia (no, no, no, continua leyendo detenidamente que verás cómo te gusta y agrada). En otras palabras y resumiendo, la física nos dice que hacen falta las mismas calorías para mover nuestro cuerpo una milla, da igual lo rápido que lo haga.

Entonces según esto, la vieja escuela si tiene mucha razón, ¿verdad? No tan deprisa mejor con calma. La nueva escuela por el contrario piensa exactamente que correr quema muchas más calorías que el tan solo caminar. En un estudio realizado recientemente se confirma lo que dicen estos últimos. Los investigadores de la universidad de Syracuse llevaron a cabo un estudio en el mes de diciembre del años 2004 comparando toda la energía que se requiere para caminar y para correr.

Midieron todas las calorías quemadas de 12 hombres y 12 mujeres mientras andaban caminando y cuando corrían 1.6 kilómetros a un ritmo especificado. Al concluir totalmente el estudio se confirmó que los hombres quemaron 124 cuando habían corrido, y tan solo 88 al caminar. En el caso de las mujeres, quemaron 105 corriendo y tan solo 74 caminando (Med Sci Sports Exerc, 2004)

Todo parece indicar que hay una gran diferencia aunque en la realidad es aún mayor. Para saber el número real de calorías quemadas por el ejercicio también deberíamos contar con las que se consumen una vez finalizado el entrenamiento. Los hombres quemaron 105 después de correr y 52 después de caminar mientras que las mujeres quemaron 91 y 43 respectivamente.
Ya en conclusión y verdaderamente comprobado por científicos, la única realidad es que se queman muchas más calorías corriendo a diferencia y en comparación de cuando solo se está caminando.

Estableciendo un ritmo.

Es demasiado probable que pienses que ojalá se hubiera acabo ya el artículo para poder tener al fin una respuesta pero ya queda mucho menos, en realidad.

Vamos a ver un poco más a fondo y muy detalladamente este estudio. Los “conejillos de indias” hicieron las pruebas a un ritmo específico (caminaron a 1.41 metros por segundo y corrieron a 2.82. A esos ritmos los sujetos quemaron el doble de calorías corriendo que cuando tan solo estaban andando es decir caminando. Pero…. ¿ese resultado se puede mantener para cualquier ritmo? Otro estudio realizado muy detalladamente confirma que no.

En esta ocasión es la Universidad de Washington la que lleva a cabo un estudio para averiguar muy de cerca la quema de calorías a diferentes ritmos de velocidad. Cada sujeto caminó durante aproximadamente 5 minutos a un ritmo variable desde 4 a 10.4 km/h. El resultado exacto fue que se quemaban más calorías a medida que se aumentaba la velocidad a partir de 8km/h. Pero, una gran sorpresa, fue que también se descubrió que caminar a más de 8 km/h era mucho más duro que correr.

Mecánica de la marcha vs la carrera

Entonces, ¿quién tiene razón? La respuesta es que ninguna de las partes se equivoca.

Antes de finalizar este tan interesante artículo verás y entenderás por qué nadie se equivoca. Hablando de manera muy general el correr quema más calorías a comparación que el solo andar es decir caminar, pero ¿por qué? Espera, que ya lo entenderás perfectamente. Lo anterior es porque cuando corremos o andamos (caminamos), cada una de las zancadas que damos tiene un impacto muy diferente cuando tocamos el suelo. Y es que la mecánica de la marcha y de la carrera son totalmente muy diferentes. Cuando caminamos siempre tenemos un pie en contacto con el suelo, lo que hace que cada zancada que demos nuestro peso corporal lo soporte la musculatura de la pierna. Es decir, si peso 80kgs, los músculos de mis piernas soportarán 80kg por cada una de las zancadas que dé.

Mas sin embargo correr es muy diferente. Al haber una fase de vuelo, tus piernas absorben más peso (fuerza) a la hora de aterrizar en el suelo. Ese peso va a depender de lo rápido que estés corriendo. Cuanto más rápido corras, mucho más largas serán tus zancadas, y más peso tendrás que soportar cuando toques el suelo. El impacto de cada zancada puede variar entre 1.5 y 4 veces tu peso corporal. Y por esa razón se requieren más calorías para absorber este impacto y proporcionarte fuerza para la siguiente zancada.

En la gran mayoría de los casos correr quema muchas más calorías que caminar, pero en cambio cuando caminas a un cierto ritmo, esta actividad pasa a ser más complicada que correr. A ese punto se le conoce como PTS (preferred walk-run transition speed). O lo que viene siendo el punto donde apenas puedes andar porque vas muy rápido, pero tampoco puedes correr porque vas demasiado despacio. Pues bien, es en ese punto donde caminar quema más calorías que correr.

Un estudio realizado en la Universidad de Washington demostró que ese punto se encuentra a unas 5 MPH (8.05KMH). Aunque este también puede variar dependiendo de tu forma física y la eficiencia de tu mecánica de la marcha o carrera.

¿Cuál es tu PTS?

Lo primero y más importante que debes saber es que el número de calorías quemadas mientras caminas o corres no es siempre es y será el mismo. Es una medida dinámica que crecerá a medida que aumentes tu velocidad y tu esfuerzo. Cada uno de nosotros tenemos un PTS diferente y correr a velocidades más lentas que nuestro PTS nos costará más y quemaremos más calorías, mientras que si caminamos más rápido que nuestro PTS pasará lo mismo.

El PTS se verá afectado muy de cerca por la técnica de tu marcha/carrera. Cuanto más se desvirtúe la mecánica de la marcha o de la carrera, menos eficiente será y más calorías quemará. Por eso si dos corredores hacen una carrera y uno de ellos tiene una mejor técnica, será este el que haga movimientos más eficientes, se cansará mucho menos, y además quemará menos calorías (su cuerpo tiene que trabajar menos).
En conclusión y para finalizar con este tan interesante artículo, como has podido deducir, y si no te lo digo yo ahora, ambas teorías son correctas. Hay un punto en el que la combustión de calorías por milla es igual si caminas a como si corres. También hay un punto en el que andar quemas más que correr. Pero a velocidades de más de 8.05 KMH, correr demandará más calorías.

 
 Compartir...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneDigg thisFlattr the authorPin on PinterestShare on StumbleUponShare on LinkedInShare on TumblrShare on Reddit